Entrevista a Teresa Iturrioz hecha por Kultura Urbana.


Kultura Urbana- Pío Pío es un auténtico juego de niños ¿no? Cortar, pegar, remezclar… Es como volver a la jardín de infancia, o por lo menos esa es la sensación que tiene uno después de escucharlo.

Teresa Iturrioz- La verdad es que nosotros nos hemos divertido mucho haciéndolo.

KU- Bueno, un juego de niños y un disco tan tierno y sensible que me atrevería a definirlo como maternal. No sé, el disco de nanas que le gustaría escuchar a cualquier bebé.

T- Si te digo la verdad, no lo veo ni tan tierno ni tan sensible, pero bueno, como eso depende de cómo lo perciba cada uno… En todo caso me parecería muy bien que pusieran el disco a niños y bebés. Aunque no estoy muy puesta en el tema, algunos amigos que son padres de familia, me han dicho que las nanas de hoy en día, más que para niños parecen para tontos. Y claro, tampoco es eso.

KU- Y la paleta de sonidos es tan variada…Da la impresión de que si cierras los ojos estás en el salón de Teresa Iturrioz. Es Pío Pío una manera de enseñarse al mundo, ¿no?

T- Lo de enseñarme al mundo es algo que no pretendo y que, de hecho, evitaría. Mi intención no es esa y tampoco es de mí de quien hablan las letras, aunque entiendo que la gente tienda a esa asociación de ideas.

KU- La canción de entrada, Pío Pío, ya marca un mundo interior marcado por ambientes caribeños, calientes, cercanos…, como si estuvieras más cerca del Caribe que de Donosti.

T- Sí, es así. Es que hay música caribeña que me gusta mucho.

KU- He leído por ahí, repetitivamente, que Single no deja de ser una continuación del último disco de Le Mans. ¿No molesta tanta comparación? ¿No irrita presentar un proyecto nuevo y que todo el mundo mire hacia atrás buscando algo parecido?

T- La verdad es que no irrita tanto porque es algo con lo que ya cuentas desde el principio. Aunque sí creo que este disco es diferente a Le Mans y que se trata de otra propuesta distinta. Pero bueno, imagino que es inevitable que Le Mans sea una referencia a la hora de hablar de Single. Aunque ahora que lo pienso, en el fondo es estupendo que las referencias no vengan de fuera.

KU- Creo que las comparaciones vienen porque muchos encuentran en tu forma de cantar la manera en la que Jone lo hacía en Le Mans. Hay una cosa que me ha hecho mucha gracia de otra entrevista tuya y que dice: “Yo a veces pienso que tengo que buscar mi propia voz porque estoy imitando su estilo”. ¿No es eso una frase directamente tomada de Operación Triunfo?

T- En muchas entrevistas no se escribe literalmente lo que dice el entrevistado y creo que lo que me dices es uno de esos casos. He leído esa entrevista y sé, positivamente, que yo no he dicho eso de que estoy imitando el estilo de Jone. Eso pueden pensarlo los demás, pero yo no creo que sea así. Lo que sí dije, y eso es cierto, es que no me importa repetir que lo que busco es mi voz. Es una forma tonta de decir que no tengo aún un estilo propio definido. Me acabo de lanzar a cantar y, de momento, me conformo con pasarlo bien mientras lo busco.

KU- A mi madre, la verdad, es que todas estas comparaciones le dan igual. Ella no conoce a Le Mans ni a lamitad de los grupos que escucho, pero el otro día me pilló escuchando el disco y me dijo: “¿Ahora escuchas Vainica Doble? ¡Hay que ver esta juventud que siempre vuelve para atrás!”…

T- Gracias. A mi lo de Vainica me parece un piropo, porque soy una admiradora devota de ellas.

KU- Y es cierto que guardais puntos en común. Sobre todo os encontráis en el espíritu de las letras. ¿El que Ibon se encargue más de las programaciones te deja más tiempo para componer las letras?

T- Sí, es una especie de reparto natural. Entre otras cosas porque yo no tengo el talento musical de Ibon.

KU- Ibon y tú; tú e Ibon. Single, ¿son dos personas o una?

T- Dos. Lo repito, dos. Y vuelvo a insistir: somos dos personas. Y Single es de los dos.

KU- Los dos llevais mucho tiempo juntos y os conoceis como uña al dedo. El hecho es que en Le Mans siempre habéis estado, digamos, en la parte de atrás. ¿Qué es lo que ha pasado para que ahora te lances a cantar?

T- Pues la necesidad. Teníamos ganas de hacer cosas juntos. Teníamos unas cuantas canciones escritas y podíamos resolver el aspecto de la producción. Nos faltaba alguien que cantara y de hecho probamos con gente, pero al final resultaba más fácil hacer las cosas solos. Además aunque nunca haya cantado antes y pueda parecer una contradicción, yo soy cantante vocacional y me gusta mucho, mucho, mucho, cantar. Todavía me estoy preguntando por qué no me puse a cantar antes y aún no encuentro la respuesta.

KU- A la hora de llevar el disco al directo, ¿habrá miedo escénico?

T- De momento no sé si habrá o no directos, pero como llevo ya unos meses diciendo esto, empiezo a pensar que no habrá miedo escénico porque no habrá actuaciones. Pero todavía no lo sé.

KU- Y volvamos al disco porque hay varias cosas que me gustaría comentar. En primer lugar sobre el rapeo en Pío Pío que, al parecer, ha traído mucha cola, ¿no?

T- Bueno… Hay quien lo ha criticado y hay a quien le ha gustado. Así que me imagino que está bien.

KU- Sí, por ahí, a muchos no les ha gustado el flow de la canción, ¿te molesta mucho?

T- Es obvio que Pío Pío no es hip-hop y tampoco pretende serlo. Pero si me gusta el hip-hop no veo razones para no ponerme a rapear. A lo mejor, a algunos se les hace raro porque ni la letra, ni la forma de rapear, ni el lenguaje empleado son tan callejeros como es lo habitual en el estilo. Eso, o bien hace gracia o provoca rechazo y horror, claro.

KU- Otra cosa es que alguien se ha decidido a no completar un disco con canciones de amor/desamor. La presencia de pasajes bucólicos es importante en este disco (Pío, Pío; Mi Primer Viaje; Señor Invierno…), ¿de dónde has sacado la inspiración?

T- Bueno, mucha gente lo ha hecho ¿no? De todas formas, reconozco que en las letras de estas canciones han influido mucho Lou Reed y Chabuca Granda.

KU- Bueno, nada más empezar, justo en el pasaje rapeado de Pío Pío has creado una postal maravillosa, fácil de reconocer para los del norte. Imagino que el entorno en el que se mueve Single es fundamental para hacer lo que hace y crear los ambientes musicales que crea.

T- Pues no lo sé, no te creas. Porque a menudo también resulta muy inspirador lo que no conoces bien y simplemente recuerdas vagamente, o lo que no conoces en absoluto y te imaginas.

KU- Después de escuchar Mi Primer Viaje, si Single tuviese que elegir entre el campo y la ciudad, ¿se quedaría con…?

T- Con las dos y con ninguna, claro. Estaría muy pro-campo hasta estar muy pro-ciudad.

KU- ¿De verdad aborreces a Nouvelle Vague? Si he de ser sincero, yo también. No entiendo qué diferencia hay entre la orquesta en la que tocaba Bisbal, que también hacía versiones, y el grupo francés.

T- Sí, es cierto. No soporto a Nouvelle Vague. Me parecen lo peor y la idea de hacer versiones elegantes de canciones que no lo son, no es de por sí muy original. Pero, repetida hasta la saciedad como ellos lo hacen pues no sólo aburre sino que malhumora. Creo que, siguiendo con lo de Bisbal, también resultarían comparables con Luis Cobos. No sé, por decir algo.

KU- A Teresa Iturrioz le da vergüenza opinar sobre temas serios, ¿cierto?

T- Sí, es verdad que me da vergüenza opinar sobre asuntos serios, entre otras cosas porque tengo pocos convencimientos y porque no creo que mis opiniones sean especialmente interesantes. No es modestia, es que a mi misma me aburren.