Revista Spiral nº28, marzo 1996. Entrevista hecha por Christophe Basterra.


Spiral- Parece que habéis cambiado de actitud, estáis más dispuestos a hacer más promoción, tocar más en directo...

Ibon Errazkin- A mí, hacer promoción no me cuesta nada. Entrevistas, no me importa hacer muchas seguidas, no me da pereza. Más que nada, era cuestión de falta de tiempo, porque tienes que ir a Madrid, a Barcelona. No es un cambio de actitud. Pero la mayor diferencia es que ha coincidido la salida del disco con el hecho de tocar en Madrid y en Barcelona, cosa que antes no habíamos hecho. Y eso se ha debido un poco a que lo quería todo el grupo. Los últimos años estábamos muy metidos en el estudio y ahora nos apetece tocar más por ahí. Además, ya sabes que el grupo se ha vuelto mucho más democrático (risas) y a todos nos apetece salir por aquí y pasárnoslo bien.

S- Dices que el grupo se ha vuelto más democrático, pero sigues componiendo casi todo...

I- Es verdad que yo compongo las canciones y las melodías. Y luego Teresa y yo hacemos las letras, pero no hago tanto como ella... Digamos que con las letras, ayudo a Teresa. Y ella me ayuda a mí, porque también tiene muchas sugerencias para la música; no son exactamente melodías, sino ideas en cuanto a arreglos, quizá no muy concretas pero me dan pistas... Por ejemplo, la frase final de "Orlando". En realidad Teresa y yo lo que hacemos es hablar mucho del grupo y lanzar ideas. A veces, cojo algunas y las desarrollamos. De todas formas, no te equivoques porque, por ejemplo, nos gusta mucho el estilo que tiene Gorka a la batería. Antes tendía más a dirigirle y ahora casi prefiero dejarlo completamente libre. Por otra parte es importante que Jone esté cómoda cantando una canción. Intento componer pensando que Jone va a cantar, porque conozco su forma de hacerlo, sé el tipo de cosas que a ella le gustan.

S- ¿Así que no podrías imaginar a Le Mans con otra formación?

I- Bueno, quizás me puedo imaginar a Le Mans con más gente, pero con menos... Por razones diferentes, las cuatro personas que están en Le Mans, aparte de mí, son muy importantes, cada uno a su manera. Cuando éramos Aventuras de Kirlian y entró Gorka, no sabía muy bien cómo se iba a adaptar. Pero ahora que ya lleva tantos años con nosotros, no puedo imaginar el grupo sin él. ¡Y ten en cuenta que los otros cuatro llevamos ya diez años juntos! No podríamos sustituir a nadie. Yo creo que si Peru, Jone o Gorka se fueran del grupo tendríamos un verdadero problema. No por buscar otros músicos, sino porque les echaríamos de menos.

S- Tengo la impresión de que, para preparar un disco, piensas mucho en lo que vas a hacer, en los arreglos, los ambientes. Seguro que si hubiéramos hecho esta entrevista hace un año y medio, ya hubieras podido describir el sonido de "Saudade"...

I- Eso es cierto. Teresa y yo somos muy aficionados a hacer planes periódicos para el grupo, empezar a imaginar discos. Lo hacemos muy a menudo: imaginamos un disco que tuviera ocho canciones y sólo hubiera ciertos instrumentos, en el que todos los temas son instrumentales... Y "Saudade" es un disco que imaginamos hace mucho tiempo. Recuerdo que en el verano del 92, cuando todavía no habíamos sacado nuestro primer disco y no habíamos fichado por ninguna compañía, ya teníamos el primer Lp grabado, "Entresemana" y ya estábamos pensando en cómo serían más o menos "Zerbina" y "Saudade"... ¡Estábamos pensando que haríamos un disco de baile y después un disco muy largo y muy denso! Me facilita las cosas, porque cuando estoy haciendo las canciones, tengo un camino por donde ir, por donde tirar.

S- Yo veo "Saudade" como la continuación de "Entresemana". Este disco simbolizaba la inocencia, la juventud, mientras que el nuevo te hace descubrir un mundo más difícil, más amargo.

I- A mí se me da muy mal analizar nuestros discos. Creo que eso, Teresa lo hace mejor que yo. Yo, sí me doy cuenta de que es un disco que no podríamos haber hecho hace tres años. Mucha gente me ha comentado que "Saudade" es un disco más amargo.

S- Bueno, ya sé que la expresión es fea, pero ¿se pueden ver "Saudade" y "Entresemana" como álbumes conceptuales?

I- ¡Sí son discos un poco conceptuales y sí es verdad que la palabra es fea (risas)! Yo creo que esto tiene que ver con que yo estoy muy descontento con el primer disco que hicimos como Le Mans. Me parece nuestro mayor error y una de las razones por las que no me gusta aquel disco es que no va a ningún sitio. Es una colección de canciones: hay una canción funky, otra es un dúo chico/chica, luego hay unas cuantas de guitarras en plan Velvet, un par de canciones jazz... Todo, a lo mejor, puede conformar un disco agradable, pero que me parece muy poco ambicioso. Entonces, sí, la verdad es que cuando nos metimos a hacer "Entresemana", teníamos muy claro que queríamos que todo el disco sonara de una cierta manera. Lo que pasa es que, como es muy corto, sólo dura 20 minutos, igual no te da tiempo a desarrollar una idea... Y lo hemos logrado en "Saudade". Pero, después de haber hecho este Lp, creo que quiero volver a discos variados (risas). Porque fue muy duro grabarlo, no lo pasamos nada bien en el estudio. Creo que el siguiente disco será con canciones que suenen diferentes, simplemente porque necesitas un respiro...

S- Así que el primer Lp, ¿lo consideras como un disco de Le Mans o más bien como un Lp de transición entre las Aventuras de Kirlian y Le Mans?

I- Bueno, sí, es eso. En realidad la mitad de las canciones son canciones de Aventuras de Kirlian, pero como las grabamos con otra formación, dos guitarras, una batería, no tiene un sonido tan simple como el Lp de Aventuras... Pero hay canciones del 89, canciones que tocábamos promocionando este disco: "Juan", "Manzanas y naranjas", "El cielo"... Y son canciones que salieron por fin en el 93... Entonces, fue un gran fallo del disco: sacamos unas canciones en las que ya no creíamos. Cuando pienso en Le Mans, pienso a partir de "Entresemana". Si fuera por mí. ¡yo quemaría todas las copias del primer Lp!

S- "Saudade" es vuestro disco más logrado ¿Ya habéis pensado juntos cómo vais a superarlo?

I- No, no me da miedo, porque en cierto modo a mí me da la impresión de que acabamos de empezar. Depende de la mentalidad que tengas... Si te fijas en grupos de rock o de pop, es cierto que muchos de ellos dicen todo lo que tienen que decir en sus dos o tres primeros discos... Y, a partir de ahí, empiezan a repetirse... Pero si te fijas en músicos de jazz, pues... Hace dos años estuve viendo a Ornette Coleman y sus discos de los 60 ya me parecían vanguardistas, pero lo que hizo en directo me parecía a años luz de lo que estaba haciendo. Si tienes una mentalidad abierta, pienso en casos como Robert Wyatt, no tienes porqué preocuparte.

S- En el 96, para un grupo que casi únicamente utiliza los instrumentos clásicos del pop -guitarra, bajo, batería- ¿piensas que se necesita una buena cultura musical para lograr hacer algo interesante?

I- ¡No lo sé! Para algunos grupos, sí es importante... Para nosotros lo es. Desde luego, no creo que hubiéramos podido hacer "Saudade" si no hubiésemos oído cientos de discos y no estuviéramos interesados en muchas cosas que no tienen nada que ver con el pop. Por otra parte, luego te encuentras con grupos que tienen un enfoque como mucho más primitivo hacia la música, sobre todo grupos americanos que parece que sólo han oído hillbilly y hardcore, y hacen algo totalmente nuevo a partir de ahí. Yo creo que, en general, la cultura musical ayuda... Pero puedes caer en el peligro de hacer música que esté llena de referencias, y no creo que sea bueno: tienes que servirte de las cosas que conoces, pero tienes que eliminar. Eliminar es una palabra muy importante. En "Saudade" nos hemos dedicado a eliminar todo lo que no era imprescindible, queríamos hacer algo muy austero. Lo que fuera simplemente adorno, lo quitábamos.

S- Con esa pureza ¿se puede decir que Le Mans pertenece a cierta línea de cantautores, españoles o internacionales?

I- Bueno, en España había muchos en los setenta, pero la mayoría tenía letras políticas, cosa que no hacemos nosotros. Lo que nos gusta de Vainica Doble es que en los setenta eran una anomalía, porque ya iban mucho a su aire. Yo creo que tenemos influencias de algunos cantautores, pero no españoles. Me gusta la pureza, la idea de que puedes tocar con una guitarra y transmitir algo, con más fuerza que un grupo quizá. Pero también me gusta el formato de un grupo pop donde hay dos personas componiendo para las Ronettes y me gusta la idea de Tim Hardin interpretando sus propias canciones. A lo mejor, nosotros estamos un poco en medio, entre el formato pop muy convencional pero intentando acercarnos a esa forma de cantautores expresando emociones.

S- A ti, ¿te gustaría componer para otras personas?

I- ¡Sí, me encantaría! A ver si me llama alguien. Eso le encantaría al grupo: música para otros grupos, para películas... De hecho, ya hemos grabado una canción para un corto. Yo hago muchas canciones que al final tiro porque no son ni para Le Mans ni para Daily Planet. Yo creo que si vamos a acabar ganando dinero de la música, no será necesariamente por vender discos, sino de hacer música para anuncios... De eso me gustaría vivir, no me importaría levantarme todas las mañanas e irme a un estudio, componer para otros cantantes, arreglar discos de otros grupos, hacer música de películas... ¡Ahora, de lo que no quiero vivir, es de ser el guitarrista de un grupo pop!

S- ¿Te parece importante para Le Mans que tú toques también en Daily Planet o que colabores con gente de Novophonic, o que Gorka toque también en El Joven Bryan Superstar?

I- En el caso de Gorka, El Joven Bryan siempre ha sido su grupo más importante... Los demás tenemos muy claro lo que tenemos que hacer en Le Mans. Hay muchas cosas que son simplemente diversión y las haces fuera del grupo. Yo no quiero decir que Instrümental o Camping Gaz me parezcan cosas menos serias... A mí me gusta el pop, la música de baile, los cantautores, la música de películas... Y me parece mejor separarlo todo y hacer cosas diferentes que intentar mezclarlo todo en un disco. O, a lo mejor, podríamos intentar hacer un Lp de Le Mans con canciones que suenen por igual a John Barry, a Charlie Mingus, a Tim Hardin (risas).

S- En España, me da la impresión de que Le Mans es el grupo que la gente de buen gusto tiene que amar, un poco como los Beastie Boys en EEUU o Mo'Wax en Inglaterra. ¿Qué te parece?

I- Hombre. si es así, es peligroso... Porque lo que ocurre es que, al final del día, mucha gente que compra tus discos o dice que le gustas, no está escuchando mucho lo que haces. Ahora, si eso supone que vamos a vender más discos, me parece bien. Quiero decir que, en realidad, todo esto es moda y que no afecta a la música. Sería peligroso si nosotros empezáramos a creer en nuestra propia prensa y empezáramos a pensar que somos fantásticos. Somos mucho más críticos con nosotros mismos que la mayoría de nuestro público. La mayoría de nuestros amigos en Donosti no son muy fans de Le Mans: la gente más cercana a nostros en Donosti es gente que oye música de baile, y quizás les gustan cosas de "Zerbina", o cosas sueltas de nuestros discos. No sé muy bien cual es la opinión que tiene de nosotros la gente fuera de San Sebastián.

S- Y qué te parece el hecho de que, desde Vanguard hasta Silvania, desde Fangoria a Penélope Trip, todos son muy fans del grupo, como si Le Mans fuera el grupo del consenso...

I- Creo que en España ahora ya están empezando a salir grupos que, más que representar un estilo, representan una actitud. Hasta ahora, tenías por un lado grupos noise, por otro, grupos más suaves, y estaba todo como muy catalogado. A lo mejor, el hecho de que un grupo como nosotros, que para mucha gente éramos como un grupo de guitarras, que de repente hiciéramos un disco de baile, pudo sorprender. Pero creo que cada vez va a ocurrir más. Por ejemplo, tienes a un miembro de Penélope Trip y a un miembro de Beef haciendo un disco como el de Telefilme. O hablas con Vanguard y te das cuenta que escuchan tanta música pop como música de baile. O un grupo como Family que tiene tanto que ver con los cantautores como con el techno y New Order o Spring... Ahí está lo interesante: no decidir hacer música de este estilo, sino hacer música con una mentalidad.

S- A ver, imagínate a alguien que nunca ha escuchado vuestra música ¿Cómo podrías describírsela en tres palabras?

I- Hum... Perezosa y tonta (risas)... O "sea, sex and sun"!